15 interesantes recursos para la Educación Cívica

La educación en valores debe ser uno de los pilares de nuestra relación con los estudiantes, atribuyéndole la misma importancia o más que al resto de asignaturas más teóricas. Se debe convertir en un objetivo transversal que tratemos en el resto de materias, adaptándolo a cada contenido. Josep Maria Puig, catedrático de Teoría de la Educación en la Facultad de Pedagogía de la Universidad de Barcelona, ya nos dio algunas sugerencias muy útiles para trabajar con la educación en valores en el aula.

enlace
 http://blog.tiching.com/15-interesantes-recursos-para-la-educacion-civica/

Educación 3.0

El cine ha llevado a la gran pantalla muchas películas en las que se tratan temas relacionados con el mundo de la educación. Continuamos ampliado esta entrada con vuestras propuestas hasta alcanzar los 45 cortometrajes para educar en valores. Con ellos, el alumnado reflexionará sobre la amistad, la solidaridad, el trabajo en equipo, el respeto a las personas…

enlace -  http://www.educaciontrespuntocero.com/recursos/familias-2/cortometrajes-educar-en-valores/16455.html


Ginés Liébana, un artista con "dos cejas"

Ginés Liébana es un jovencito de 88 años, pintor y poeta al que tengo el honor de apreciar como amigo y maestro de la vida y del arte.

Ginés siempre dice que no le reconocen todo su valor, a pesar de haber sido medalla de oro de las Bellas Artes, pintor del Rey y de ministros varios, porque no es de izquierdas ni de derechas ya que el arte no entiende de miserias humanas.

Este hombre siempre comenta que quiere olvidar la memoria histórica que otros se empeñan en resucitar porque está profundamente decidido a olvidar el asesinato de su padre y de su hermano en la guerra civil. El arte le salvó de todo y su forma de ser le ha elevado a lo más alto: vive la vida intensamente, como si acabase de nacer, todo le ilusiona, todo es nuevo y de todo quiere aprender mientras muestra su lado más humano mirando como si fuese la primera vez, escuchando atentamente al más humilde de los humildes porque "de todos se aprende", afirma.

Ginés es una forma de vida, una filosofía y un estilo en el que su lado andaluz destaca con esa exageración entre dramática y divertida que le hace único en el arte y en la vida para deleite de sus amigos.

Por su vida han pasado Dalí, Gala, Cernuda, la generación de Cántico de la que él es el alma mater aunque le fastidie a Baena y a algún otro. No le gusta la coba, prefiere los defectos porque como él dice siempre, a la vida le falta originalidad como a la política.

El que no conoce a Ginés no sabe lo que es el arte ni la vida y difícilmente entenderá lo que es la esencia del ser humano. Una tarde con él es como hacer un doctorado en la mejor universidad del mundo – la experiencia de la vida-, el plus que tienen las canas tan en desuso en una sociedad que pretende dar valor sólo a la juventud olvidando que el valor real es la vida misma.

Si el pintor es bueno, el poeta lo es más, cada uno de sus poemas –léase El Bestiamante- se puede releer cien veces y las cien será diferente. Juega con el agua como fuente de vida, juega con el amor como motor del mundo y ese juego es serio, no para niños, aunque a pesar de los años todos seguimos siendo los niños que fuimos. "Ginés Liébana, de profesión activo", como él se define, es el personaje que España debería conocer y venerar como el último bohemio de una generación que sobrevivió a una guerra y que pocos han sabido superar con la fuerza de la vida que a Ginés le sigue haciendo trabajar con más fuerza cada día.

Os recomiendo su página www.ginesliebana.com para saber un poco más de su obra aunque lo mejor de él, es él mismo, esa modestia mezclada con humildad que lo hace tan grande, tan bueno, tan humano y tan cercano.

Fabiola Martínez Vega
publicado en El Semanal Digital